Crónica de una primera cita

La primera cita siempre es un acontecimiento incómodo. No importa si es una cita a ciegas, si lo conociste en una fiesta y te invitó a salir, si es un compañero de la universidad o el amigo de un amigo.

Unas dos horas antes, no sabes que ponerte, probablemente se quedaron de ver para tomar un café y no te quieres ver desarreglada, pero tampoco demasiado arreglada porque serías una intensa. La cantidad de maquillaje que te debes poner también es algo confuso. Después de probarte medio closet, sales de tu casa esperando que no haya demasiado tráfico, solo un poco, solo la cantidad correcta, para que llegues unos 10 minutos después que él y no tengas que esperarlo, porque te verías super loser sentada sola ahí.

Llegas al Starbucks, Punta del Cielo, Cielito Lindo o cualquier cosa parecida y lo ves ahí parado esperándote. No sabes si saludarlo de beso, darle un abrazo o solo darle la mano. Acaban dándose un beso en el cachete medio raro. Van por sus bebidas y él insiste en pagarlas porque en la primera cita todos se quieren lucir. Se sientan y platican de cosas básicas, casi como una entrevista de trabajo. ¿Qué estudias?¿Qué te gusta hacer? ¿Cuál es tu música preferida?. Tú, hablas como toda una señorita, lento y sin groserías aunque en tu casa te conozcan por lo malhablada y la cantidad de albures que te sabes. Esperas que no se te salga alguna por la costumbre. Evitan hablar sobre relaciones pasadas aunque sabes que si esto prospera y se vuelve una relación algun día van a tener que sacar lo que Carrie Bradshaw llama los ‘X’ files.

Después del tésito verde que te tomaste para aparentar de que eres súper sana y fit (se te antojaba el frappucino de leche entera, crema batida y chocolate y cajeta), caminan un poco por la plaza. Finalmente, te acompaña hasta tu coche. Se despiden de beso, un beso un poco menos rarito que el primero. Si te gustó, en tu mente te gustaría abrazarlo y no soltarlo nunca. Aunque mejor solo te despides casual, porque sino te verías como la loca desesperada.

Cuando llegas a tu casa, te sientes como en una nube. Quieres volver a verlo lo más pronto posible. Sin embargo, sabes que empieza el duelo. A ver quien habla primero. Tu no le puedes escribir… porque, pues, él debería hacerlo. Pero él tampoco te va a escribir, porque, pues, que oso.

Si al final acaban juntos, se reirán por siempre, de que en la primera cita, empezaron a enamorarse de alguien que nunca existió. De quienes fingieron ser para gustarle al otro.

2013-05-05 10.42.37

4 thoughts on “Crónica de una primera cita

  1. Anilú Villa Viruette July 6, 2015 — 12:25 am

    Me encantan tus crónicas!! Esta en especial me pareció que refleja totalmente lo que se viviría en una primera cita, también concuerdo en que a final siempre tratamos de ser la chica “ideal”. Y la referencia a Carrie fue buenísima jaja esperaremos al siguiente domingo para leerte.

    Liked by 1 person

    1. Gracias Anilu ❤️❤️😍😘

      Like

  2. Natalia Irigoyen July 7, 2015 — 3:04 pm

    ¡Qué padre crónica! Me hiciste recordar mi primera cita con mi novio, un momento incómodo pero muy emocionante. Ayer estaba hablando con él sobre cuanto hemos cambiado y lo diferentes que nos comportamos dos años después a comparación de nuestra primera cita. Fue muy fácil de leer porque escribes muy agusto, lástima que acabó tan rápido. Espero con ansias al próximo domingo para seguir leeyendo.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close