Noyo el Xolo

Para los que no saben y no conocen a mi desmadre de perro, tengo un Xoloitzcuintle bebé (ya no es bebé pero me gustaría que siempre fuera 😦 ). Y bueno, la historia de como llegó a mi vida es bastante particular….

Mi perro de toda la vida se fue al cielo de los perros el 13 de Febrero de este año, un día antes del día de San Valentín. Tenía 16 años y era el mejor ever. Lloré como 24 horas seguidas ese día y ya no celebre con Santi.

La verdad me encantan los perros y los animales en general. Cada vez que veía un perro me  daban ganas de llorar (y todos saben que nunca me aguanto) entonces lloraba siempre hasta que Santiago se hartó y decidimos buscar un nuevo compañero perrito. Él quería un pug y yo quería un perro más grande y menos huevón que un pug. Aparte respiran horrible. Fuimos a ver muchísimos perros pero a la mayoría se les caía el pelo o estaban muy peludines y soy súper alérgica al pelo de casi todos los animales (y a muchas otras cosas y siempre se me están escurriendo los mocos).

Siempre había querido un Xoloitzcuintle, se me hacían de esos perros ugly-cute. De chiquita mi vecino tenia dos y siempre tenían la piel súper calientita. Encontramos un criadero en un lugar rarísimo por Santa Fe. Le insistí a Santiago mil horas para que me llevara ese mismo día. Era como un fraccionamiento de casas horribles. La casa estaba vieja y descuidada y tenían estatuas, cuadros y todo tipo de cosas de xolos. Habían como 15 xolos adultos en el patio y estaban padrísimos. Santiago como casi no es histérico se bajó del coche y me dijo que iba a investigar. Se escondió la llave de cruz entre el pantalón y el suéter (como si de verdad fuera a pegarle a alguien). No pensé que neta se sintiera tan inseguro. Veía a través de las ventanas y luego tocó el timbre. Yo me estaba cagando de risa. Nunca nos abrieron. Nos fuimos y me puse triste porque ya quería mi Xolo.

En la noche mientras aplicabamos el Netflix and chill encontré otro criadero también bastante bizarro. Había un número de whatsapp y escribí. Me contestó una tal Liubov Prudovskaya y me mando fotos de los bebés xolos que tenía en el momento. Me encantaron pero no tenía ni la mitad del dinero que me estaba pidiendo. Luego la conversación se empezó a poner medio creepy. En mi foto de whatsapp aparecía yo con Bigotes, mi perro que había fallecido.

-Niña bonita, niña le gustan animales. (Así lo recuerdo yo, muy al estilo de Tarzan)

-Si señora, es por eso que quiero un Xoloitzcuintle

-Niña puede venir mañana por perro, yo dar precio especial porque a niña le gustan los animales. Quien es perro de foto

– Mi perro que falleció hace algunos meses

-Oh, yo se que duele mucho perder perro. Muy triste.

Se lo enseñé a Santiago.

-No mames Emma, esta rarísima la señora. Seguro tiene algo que ver con trata de blancas y te va a querer vender o algo así.

Pero me valió, le dije a mi papá y prometió llevarme a Cuautla (era donde vivía esta señora Ucraniana) al día siguiente. Hicimos un road trip al otro día hasta Cuautla. La señora Liubov me pidió que le llamara una vez que llegará a Cuautla para explicarme como llegar o ir por mi a algún punto especifico. Cuautla es un pueblito olvidado de Dios que esta entre México y Cuernavaca. Literalmente no hay nada. Bueno hay un super, creo que es Chedraui. Ahí Liubov nos dijo que diéramos vuelta a la izquierda y siguiéramos derecho hasta el HOTEL MOTEL PASION. Si, literal se llamaba así. Cero sucia la cosa. Y ahí ella iba a pasar por nosotros.

-¿Es neta? Seguro vende armas, putas y perros.

Llegamos al hotel y ella fue a recogernos ahí. Su rancho o casa o no se como llamarle estaba dentro de un sendero que no tenía pavimentación. Estaba escondido en medio de un buen de plantas.

-Este es el tipo de lugares en los que seguro se esconde el Chapo.

Nos bajamos y mi papá que se cree mucho porque sabe como 2 palabras en ruso dijo hola o algo así y la señora se descosió cañón en Ruso y nadie le entendió.

Luego ya me enseño los perritos y escogí a uno medio gris que se veía desmadroso (BAD IDEA ahora es desmadres x1000).

Discutimos mil nombres para él. Tlacoyo, Sope, Frijol, Aureliano, Gabo, etc.

Al final nos quedamos con Noyo o Noyolo que significa mi corazón en Nahuatl.

Y es el perro más consentido de la vida.

Y el más guapo.

Si alguien quiere un Xolo, les recomiendo muchísimo ese criadero. La señora Liubov es súper linda y tiene a los perritos en un jardín enorme y súper bonito. Hace ventas y envíos a todo el mundo.

Lox xoloitzcuintles son perros increíbles. Un poco nerviosos, hiperactivos y súper amorosos.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close