Emmis y Santi go to Spain 🇪🇸

Viajar con tu pareja nunca es tarea fácil. En especial cuando nunca han vivido juntos o nunca han pasado más de cuatro días seguidos juntos desde despertar hasta dormir.

 

Y esta fue una de esas experiencias que aunque no siempre fácil, sin duda fue inolvidable.

 

El mes pasado Santi y yo viajamos juntos para ir a conocer a su familia a Valencia, España.

 

Aprovechamos que eran las fiestas de fallas allá. La verdad es que no les voy a contar mucho de las fallas porque es una fiesta tan increíble que no se puede describir con palabras. Si tienen oportunidad la verdad es que vale muchísimo la pena ir. (Les prometo que les contaré todo sobre esta fiesta en un post futuro).

 

A pesar de seguir a dieta (SHOCKER) decidí irme como hilo de media con la comida y comer absolutamente todo lo que se me antojara. Y eso hice.

 

Caminamos demasiado, y cuando digo demasiado… es en serio. Hubo un día que caminé 50 mil pasos. Que aunque no suena mucho porque estoy chiquita y tengo piernas cortas (pero efectivas) el GPS me dio la grata noticia de que caminé una distancia de más o menos 30 kilómetros. Casi un maratón. En un día. Me dolían los pies. Caminaba de puntitas. Acabé llegando al depa caminando como E.T.

 

Además de todo esto, tuve la oportunidad de ver a Santiago todos los días, de conocer su historia a través de su familia y de conocer en otro ámbito a mi mejor amigo. Y él a mi también. Él descubrió que yo me pongo muy de malas cuando no duermo o no como y llegó un punto en que me dijo que me comprara unas almendras o algo para traer en la bolsa por si me daba hambre porque me ponía ‘insoportable’.

 

Yo descubrí que ronca rarísimo y que si alguien lo despierta en la noche se pone peor que yo cuando tengo hambre. Por cierto, también me di cuenta que el niño se duerme inmediatamente en cualquier método de transportación, ya sea tren, auto, camión, avión, etc. Y cuando no se duerme se aburre y las cosas son peores. En el avión de ida, salió de México a las 10 de la mañana por lo que  OBVIO no teníamos sueño. Yo intenté distraerme con un libro, una película, juegos en mi iPad…. pero Santiago se aburrió como media hora después de despegar y se enojaba si no le ponía atención por estar viendo una peli. (Vi ‘Call Me By Your Name’ UFFFFF Timothée Chalamet y Armie Hammer😍) Además me picaba constantemente y me decía ‘estoy aburrido, estoy aburrido, estoy aburrido.

 

En retrospectiva fue un momento muy gracioso.

 

Pasamos algunos días conociendo Barcelona, Madrid, Toledo y Segovia.

 

¿Los efectos del viaje? 2 kilos arriba y muchas ganas de regresar pronto.

 

Aquí les dejo algunas fotos:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close