7 vueltas al sol

Contigo di 7 vueltas al sol. Siete vueltas que nunca voy a olvidar porque fueron como esas vueltas que das de chiquito y que aunque marean no dejas de reír y reír.

Por siete vueltas amé tus ojos. Tu sonrisa. Tus enojos y tu mal humor. Tu risa, tu voz.

Por siete vueltas me quedé pensando qué hubiera pasado si aquel día en el que nos sobraban el vodka y el Bacardi y me pediste que me casara contigo te hubiera dicho que sí.

Por siete vueltas fuiste el único que conoció todos mis demonios. Que sabía lo que quería decir, sin que tuviera que decir una palabra. Que sabía que me expreso mejor a través de una canción que hablando. Que cuando me enojo hago notas para después discutir. Que sabía lo que me dolía sin que tuviera que hablar. Que con un apretón de manos hacía que todo estuviera bien, en mi casa, en mi mente, en mi corazón.

Por siete vueltas amé despertar uno que otro fin de semana a tu lado. Tu extremo orden, tus lugares fijos de estacionamiento, tu olor, tus manos. La manera en la que ambos veíamos la vida, en la que nos admirábamos. La manera en la que te brillaban los ojos cuando me apachurrabas los cachetes. Tu expresión cuando te comprabas algo para armar, como un niño grande. Cuando te enojabas porque dejaba todo tirado en el piso. Cuando dejaba pasta de dientes en el lavabo. Cuando te picaba la cara para que te despertaras. Cuando no soltaba mi celular y me decías adicta.

Me gustaba el simple hecho de estar sentada junto ti. Sin decirnos nada. Solo estando.

Siete vueltas me pediste que me pusiera perlas, que me pusiera un suéter, que no comiera Valentina, sabiendo que nunca lo haría.

Siete vueltas quejándonos de la música del otro, no sabiendo que iba a extrañar verte bailar con tus dos pies izquierdos y escuchar tu risa mientras dabas vueltas.

“Mírame Cuchis”.

Siete vueltas de tomar carajillos y escuchar música de los 80s en tu sillón. Muertos de la risa con tus historias y teorías de las vidas pasadas.

Siete vueltas de películas interminables que nunca vimos.

Siete vueltas de historias que nunca terminamos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close